viernes, octubre 31, 2014

Tres maestros de la arquitectura en Nueva York.

A mi entender Nueva York es una gran urbe en muchos aspectos y si hablamos de creatividad, de lugar de confluencia de movimientos artísticos de todo tipo, de frenética actividad cultural, se convierte en la capital del mundo mundial.

Es una ciudad que me fascina y entre tanto estímulos que me provoca a la hora de escribir hoy he decidido dedicar este ‘post’ a su arquitectura, sin duda uno de los que más impactan. De todos es conocido el ‘skyline’ de Manhattan, con edificios emblemáticos mil veces representados en fotografía, cine, cómic, pintura… son verdaderos iconos del siglo XX. Por eso prefiero hablar brevemente de tres arquitectos míticos y la huella que dejaron con tres edificios en la Gran Manzana que aunque no son los más conocidos no por ello son menos representativos .

Walter Gropius (1883-1969) nació en Berlín y es el fundador de la ‘Bauhaus’. En los años cincuenta diseñó el edifico de la ‘Pan Am’ en pleno Manhattan. Se inauguró en 1963 y con sus 58 plantas y 246 metros de altura se convirtió en el edificio de oficinas más grande del mundo. Fue muy criticado por su volumen, se le considera dentro de una corriente arquitectónica llamada ‘brutalismo’ (creo que viendo las fotos queda claro porqué). Incluso tenia un helipuerto en el tejado del edificio que se cerró en 1977 a causa de un grave accidente de un helicóptero en el que murieron cinco personas. Actualmente es el famoso ‘MetLife Building’, la compañía aérea lo vendió en 1981 a la de seguros. Está situado en el número 200 de Park Avenue.

El arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright (1867-1959) es el artífice del Museo Guggenheim de Nueva York. Como ocurre con muchos artistas rompedores esta obra se vio envuelta en numerosas polémicas entre el mundillo artístico de la época debido al carácter innovador del edificio -parece una gran cinta blanca enrollada en forma cilíndrica-, el proyecto se dilató durante muchos años, desde su diseño en 1943 hasta su inauguración en 1959. Curiosamente tanto su cliente, Guggenheim, como el propio arquitecto murieron antes de que se inaugurara el museo. Como ha ocurrido con su homólogo de Bilbao, al poco tiempo el edificio se convirtió en si mismo en una obra de arte. Se ubica en la esquina de la 89 con la 5ª Avenida, frente a Central Park.

Y el tercero en discordia es Ludwig Mies Van der Rohe (1886-1969), también alemán al igual que el primero y director de la escuela ‘Bauhaus’ durante tres años. Su obra en Nueva York es el edificio Seagram, finalizado en 1958 de 37 pisos y 157 metros de altura. A pesar del frenético crecimiento económico de la América de los años cincuenta y su reflejo en un desenfrenado afán inmobiliario en Nueva York, Mies Van der Rohe fue capaz de dejar un gran espacio abierto frente al edificio, dando la posibilidad a todos los neoyorquinos de disfrutar de una plaza pública con bancos y dos estanques con fuentes, es la llamada Plaza Seagram. Está situado en el número 375 de Park Avenue.

En esas famosas listas de "cosas que hacer antes de morir" o "antes de cumplir los 40 años", etc, etc, muchas veces cargadas de banalidades, creo que para mi la primera sería visitar Nueva York y la segunda quedarme a vivir allí una temporada. La primera ya la pude cumplir, la segunda... bueno eso es otro cantar.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Tutticonfetti©2014.Todos los derechos reservados. Con la tecnología de Blogger.